La feria de alimentación sana en Buenos Aires

Gourmet chic, sano y saludable, rico y puro: descubra la feria de alimentos saludables de Buenos Aires.

Las publicidades indicaban que el evento arrancaría temprano a la mañana. Decidimos ir con mi marido a las 11, antes del almuerzo para hacer todas las compras allí. Esta vez tuvo lugar en el barrio de la Boca, pero ha recorrido otros barrios porteños.

La Buenos Aires Market comienza a llamar cada vez más la atención de los porteños y turistas por su propuesta saludable. El formato es el típico de una feria: stands uno al lado de otro y en dos hileras enfrentadas. Lo que la que hace diferente es el contenido. Comida y productos sanos para mejorar la calidad de nuestra dieta.

Comidas en la Feria de alimentación sana en Buenos Aires
Comidas en la Feria de alimentación sana en Buenos Aires

La feria tiene mucho exponencial para explotar aún. Se nota que viene creciendo y que es un sugerente y novedoso atractivo en la ciudad.

Curiosidad: entre los alimentos que más llamaron mi atención estuvieron el ajo negro y el alfajor de algarroba.

El alfajor es un clásico argentino y esta propuesta saludable sí que revoluciona nuestros hábitos. Hechos sobre la base de harina integral de algarroba y rellenos de diferentes dulces.

El ajo negro es una novedad en nuestro país. Una cocción que mantiene y enriquece las propiedades, a la vez que elimina el mal aliento. La perfección del ajo.

Cuando llegamos, nos entregaron bolsas de tela para fomentar el cuidado del Medio Ambiente. Nosotros llevábamos las nuestras, pero igualmente aceptamos con gusto el detalle.

Decidimos recorrer todo en una vista general y, luego, volver a dar la vuelta con más detalle. En el primer paseo observamos que sobre una hilera se vendían productos artesanales, caseros, bajos en grasas, sanos, gourmet, y sobre la otra hilera hacían lo suyo las comidas preparadas para comer allí mismo.

El segundo recorrido fue el que más disfruté. Compramos de todo: aceite de oliva, aceitunas traídas directamente desde La Rioja, quesos artesanales (que tuvimos la “precaución” de catar antes), cookies sanas para los más chicos, ajo negro, hongos, cerveza artesanal, mostaza con miel, entre otros.

Cada vez más gente se asomaba a la feria y promediaba el mediodía, hora del almuerzo. Un grito simpático me hizo reir: “Panchos… vegetarianos”. Sucede que en Buenos Aires el grito de “panchos” con la “o” que se extiende en el alarido es típico de las plazas y de la playa. Escucharlo en este contexto no tenía sentido, porque el pancho será rico, pero no saludable. El señor no tuvo más que agregar vegetariano para hacerme sonreír. Resulta que eran unos deliciosos panchos de soja.

Mi marido eligió la hamburguesa vegetariana (con semillas, avena, garbanzos) y una riquísima ensalada. Por mi parte, preferí la pizza con harina integral y muzzarella. La oferta era muy variada: sándwiches, tartas, ensaladas, brochette de queso y numerosos alimentos dulces para el postre. Además, ofrecían licuados y zumos de las frutas más variadas.

¿Y qué falta? A la feria le quedan huecos por completar. El más importante creo que es el de los pequeños electrodomésticos que acompañan este cambio de rutina, como por ejemplo el deshidratador de alimentos, que permite armar un surtido de frutas y verduras secas para enriquecer nuestra dieta.

En el centro de la feria, en plena calle, hay un boulevard. Sobre él armaron unas mesas grandes con bancos para poder tomar el almuerzo. Una imagen saludable donde todos nos reuníamos alrededor de esa mesa. Chicos, grandes, familias, parejas, amigos: todos intercambiamos conversaciones y una espectacular comida bajo el sol.

Hamburguesa vegetariana
Hamburguesa vegetariana

Para cerrar el paseo fui a visitar el stand de libros de cocina. Numerosos textos revelaban los modos de cocinar las verduras, cómo integrar alimentos sanos, de qué manera guiar a los más chicos para que tengan una práctica más sana.

La salida fue tan completa que me encontré con amigos y con gente de trabajos anteriores. Todos disfrutando un paseo distinto, cargado de energía y de ganas de estar bien.

Curiosos: en el mercado al aire libre se encontraban muchos jóvenes con cámaras fotográficas retratando diferentes momentos. La mayoría eran extranjeros. ¿Será que notaban nuestro asombro por este tipo de atractivo?

En Buenos Aires no estamos acostumbrados a cuidarnos y a ser reflexivos con lo que ingerimos. Este espacio que propone la feria abre un nuevo lugar de encuentro, pero sobre todo, un excelente rincón para animarnos a cambiar nuestros hábitos perjudiciales y a elegir con conciencia “qué comemos hoy”.

¿Venís a Argentina? La próxima edición ya tiene fecha para el último fin de semana de noviembre en la República de la Boca.

Articulos Relacionados:

2 Respuestas a “La feria de alimentación sana en Buenos Aires”

  1. Gabby

    Creo que tanto la comida chatarra como la saludable, o la végana forman parte de este mundo globalizado. En Argentina tenemos muy buenos productos de origen, empezando por la carne, cereales y los vinos. Queda en el consumidor ir a Mc don… o cocinar sin enlatados que contienen conservantes, o atreverse y amasar el pan, tener algunas hierbas en el balcón e ir cambiando hábitos poco a poco.

    Responder
  2. mara fiori

    hola, produzco hongos gírgolas y shiitake y quería saber como participar de las ferias, gracias.

    Responder

Dejar un Comentario

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>